Sarah Yore-Van Oosterhout, Esq.

En 2008, Sarah completó sus estudios de pregrado en Calvin College. Durante su tiempo allí, estudió español y trabajo social y aprovechó cada oportunidad para viajar, estudiar en el extranjero y ser voluntaria en la comunidad de Grand Rapids. Pasó un par de semanas durante los veranos de 2003 y 2004 en El Salvador y estudió durante un semestre en Tegucigalpa, Honduras, donde perfeccionó el idioma de español y extendió su entendimiento de la vida en las naciones subdesarrolladas. Cuando estaba en los Estados Unidos, Sarah trabajaba como voluntaria en las escuelas de Grand Rapids, enseñaba a adultos en programas de GED y trabajaba con madres inmigrantes en la Clínica Médica Cherry Street, todo el tiempo poniendo en práctica su fluidez en español y su capacitación en trabajo social.

Después de graduarse de Calvin College, Sarah se mudó a San Petersburg, Florida, donde trabajó como maestra de educación especial para las Escuelas Públicas del Condado de Pinellas. Sarah mantuvo su participación con la comunidad latina ayudando a la escuela a comunicarse mejor con los padres de habla hispana y portuguesa, traduciendo durante las reuniones y ayudando a los estudiantes de ESL con su plan de estudios.

Dos años después, Sarah regresó a Michigan y comenzó a estudiar ley en la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan. Dedicó sus años en la facultad de derecho al estudio de la inmigración y el derecho de interés público. Mientras estuvo en MSU, Sarah trabajó para la Clínica de Inmigración y abordó casos difíciles de visa U, VAWA y SIJ basados ​​en la víctima. Ella también obtuvo altas calificaciones y el premio más alto por sus habilidades en Investigación, Escritura y Abogacía.

Justo después de graduarse de la facultad y tomar el examen de acceso a la abogacía en el verano de 2012, Sarah, su esposo y su hija se mudaron a México, donde su esposo completó su investigación doctoral. Mientras estuvo en México, Sarah trabajó remotamente para el departamento de Servicios de Carrera de la Facultad de Derecho de MSU. Ella y su familia también se sumergieron en la comunidad mexicana, aprovechando su tiempo en el extranjero mientras aprendían el idioma y, a su vez, se enamoraron de la cultura diversa de México.

A su regreso de México en la primavera de 2013, Sarah tomó un breve descanso para dar a luz a su hija menor. En el otoño de 2013, Sarah comenzó a trabajar en la Diócesis de Grand Rapids, Servicios Legales de Inmigración, sirviendo como uno de los dos abogados de tiempo completo. Ella abordó una gran variedad de casos de inmigración basados ​​en la familia y se acostumbró a manejar una gran cantidad de casos mientras que ofrecía servicios legales de alta calidad. También durante su permanencia en Servicios Legales de Inmigración, Sarah participó en todos los entrenamientos disponibles y asistió a las reuniones regulares de la Coalición de Michigan para los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados (MCIRR), un grupo con el que todavía está afiliada.

Sarah dejó la Diócesis de Grand Rapids en diciembre de 2014 para abrir una oficina satelital de abogados de Waller Law Office, P.C., en Holland, Michigan, luego de detectar una gran necesidad de servicios legales de inmigración en el área. Sarah pronto descubrió que los servicios legales con fines de lucro no eran lo que los inmigrantes de Holland necesitaban. Y así, fue pionera de Lighthouse Immigrant Advocates.

Además de su trabajo en Lighthouse, Sarah es la copresidenta de West Side para MCIRR y una facilitadora fundadora de Allies Working For Social Justice and Environmental Progress. También, ella es madre de dos hijas pequeñas, Evie (8 años) y Bay (4.5 años).

Donate!
css.php